Terapia ocupacional

Terapia ocupacional

La terapia ocupacional infantil tiene como objetivo lograr la máxima independencia y participación de la/del menor en sus actividades y rutinas diarias. Se encarga de evaluar las habilidades y las destrezas, para potenciar el desarrollo de las que se encuentren alteradas o ausentes (por una enfermedad, traumas físicos o psicológicos, disfunciones psicosociales o dificultades en el desarrollo) a fin de promover la independencia, la participación activa en un entorno social, prevenir discapacidades y mejorar la calidad de vida.

 

El niño o la niña puede ser referido a Terapia Ocupacional para superar desafíos relacionados con las áreas de autocuidado, productividad, ocio y tiempo libre o por dificultades en componentes del desarrollo sensoriomotores, cognitivos y psicosociales, que pueden interferir en el proceso de aprendizaje. Para ello, ofrece actividades a través del juego que les ayudará a alcanzar un alto grado de autoestima y autorrealización y se encarga de brindar prevención, diagnóstico y tratamiento en las diferentes áreas de la vida cotidiana: cuidado personal (alimentación, baño, higiene), productividad (tareas y actividades preescolares y escolares), juegos y ocio, incluyendo la adaptación y participación activa en entornos sociales.

Terapia ocupacional

Los diagnósticos más frecuentes que requieren terapia ocupacional infantil incluyen:

Parálisis cerebral.

Trastornos del aprendizaje.

Retraso psicomotor, alteraciones en el desarrollo y atención.

Trastornos de conducta.

Trastornos del procesamiento sensorial.

Parálisis braquial obstétrica.

el Síndrome de Down

Espina bífida.

Distrofias musculares.

Entre otros.

Contacto